Aviso de Copyright

Todas las ilustraciones aparecidas en este blog son propiedad exclusiva de su autor, salvo que se indique otra cosa.
Queda prohibido su uso para cualquier aplicación COMERCIAL o NO COMERCIAL en cualquier tipo de medio.
Si estás interesado en utilizar alguna imagen, ponte en contacto conmigo a través del blog, o por correo electrónico.

martes, 26 de enero de 2016

Carta abierta para ilustradores

Me gustaría, por favor que, aunque veáis un post bastante extenso, hagáis el esfuerzo de leerlo. Especialmente si sois de la profesión o, con mayor motivo, si pretendéis serlo.

Hace un año y pico, me llegó una oferta para hacer un trabajo de ilustración. Se trataba de realizar entre 21 y 24 ilustraciones para unos cuentos para tablets. El precio, 300€ en concepto de adelanto de ventas. Me ofrecían el 10% de los beneficios de la aplicación. La store se queda con el 30%, por lo que sería el 10% del 70%. Esto es un 7%. A un precio que ronda los 1,79€ quedarían 0,125€ para el ilustrador. Echando cuentas rápidas, para amortizar los 300€ que te dan de "anticipo" a fondo perdido, tienen que vender 2.400 aplicaciones. Mi respuesta fue educada y argumentada, a la par que extensa. No fue un “NO” porque no. A veces me empeño en hacer didáctica porque, supongo, aún no he perdido la esperanza. Su respuesta no la voy a calificar de chulesca, pero sí tenía un puntito entre recriminatorio y sobrado (“hay ilustradores que apuestan y colaboran con nosotros, y otros que no…”) que no me gustó nada.

Bien, pues hoy, me vuelve a llegar un correo de la misma empresa y persona. Las condiciones en esta ocasión, obvian los porcentajes de ventas, y se convierten en un único pago de 450€ para 24-26 ilustraciones. Me dicen, además, que los otros ilustradores lo suelen tener listo en mes y medio o dos meses. A mí, para empezar, ofrecer a alguien 450€ por mes y medio o dos meses de trabajo, ya me parecería como para hacerlo con la cabeza gacha y la voz quebrada.

Observo que, después de año y pico desde que me contactaran por primera vez, han publicado nada más y nada menos, que la nada desdeñable cifra de 19 aplicaciones ilustradas. De ellas, ya estaban publicadas, si la memoria no me falla, unas 8 en aquella fecha. Evidentemente, problema para conseguir ilustradores con las condiciones ofertadas, no han tenido.

Por eso hoy, el destinatario de esta “carta abierta” no son las editoriales o empresas, me da igual si grandes o “startups”, que ofrecen estas condiciones a los ilustradores. A ellos les da igual lo que yo pueda decirles, y doy la batalla por perdida antes de lucharla. Es a los ilustradores e ilustradoras que aceptan estas condiciones a los que me gustaría dirigirme.

Ante todo, vaya por delante que lo que aquí voy a expresar, está escrito desde mi más absoluto respeto. No pretendo juzgar a nadie, porque no soy quién para hacerlo. Pero creo que estas circunstancias me afectan lo suficiente como para dar mi opinión y exponer mi malestar. No con la intención de sermonear a nadie, si no más bien tratando de incitar a la sana reflexión.

Por eso, estimado/a compañero/a de profesión, me gustaría decirte lo siguiente:

Ignoro cuáles pueden ser las razones que te hayan llevado a aceptar estas condiciones de trabajo. Si bien puedo respetar que cada uno haga con su vida lo que quiera, permíteme que te diga que, aceptándolas, estás perjudicando y mucho a todo un colectivo de profesionales. Y esas razones que tú crees que justifican el que lo hagas, probablemente, sean equivocadas.

Quizás estás empezando y te hace mucha ilusión publicar algo al precio que sea. El dinero no es importante, claro. Lo importante es que, por fin, vas a poder ver tus dibujos publicados. El dinero no es importante siempre y cuando no estés pagando una hipoteca o el alquiler de un local para desarrollar tu actividad. O tengas que pagar tus seguros sociales como autónomo todos los meses (en torno a los 300€ mensuales). No es importante si no has tenido que pedir un crédito para comprarte un ordenador decente que te ha costado más de 2.000€. Y una tableta gráfica, claro, imprescindible si quieres hacer ilustración digital. Por no mencionar el resto de material que utilizamos los ilustradores que, barato precisamente, no es. No, es verdad. El dinero no es importante. Todas estas cosas caen del cielo y normalmente, se pagan con ilusión. Ironías aparte, perdóname, pero creo que aceptar estas condiciones por cumplir la ilusión de publicar, es una razón equivocada. 

Quizás has pensado que, lo realmente importante sea empezar en este “mundillo” de la ilustración, meter la cabeza al precio que sea. Una vez que tengas experiencia, ya exigirás precios y condiciones más decentes. Pues, lo siento otra vez, pero vuelves a equivocarte. Porque resulta que este “mundillo” es mi profesión. Y esta profesión está cada vez más hundida gracias a que siempre hay alguien dispuesto a hacer estos trabajos por esos precios. Y ten por seguro que cuando tú, ya fuera del nido protector en el que a buen seguro la mayoría aún estáis, necesites pagar tus seguros sociales, tu alquiler, tu equipo de trabajo, tus materiales, tu manutención, etc., no podrás permitirte cobrar 300 o 400€ por dos meses de trabajo. Y ¿sabes qué? Efectivamente. Habrá gente que sí. Y tú no podrás vivir de tu profesión, de tu trabajo, de tu pasión. Y probablemente te quejarás como yo lo hago ahora, pero con menos razón. Porque yo jamás acepté unas condiciones similares ni aún cuando empezaba. Y tú sí. Por eso creo que esta razón también es errónea. Porque lo haces para entrar en una profesión que sin proponértelo, y de esto no me cabe la menor duda, estás ayudando a destruir.

Quizás has pensado, cuando te hayan ofrecido porcentaje de ventas, que lo vas a petar con esto de las apps. Ante esto no puedo más que darte algún consejo producto de la experiencia. Estas startups suelen tener subvención del ministerio de cultura (como puede verse en sus páginas web). Con esto quiero decir que ellos no van a perder dinero. Y cuando te piden que apuestes por ellos, piensa que su apuesta es segura, y que es muy fácil apostar con el dinero y la ilusión de los demás. No caigas en la trampa. Tu trabajo, tu tiempo y sobre todo, tu talento, tienen un precio. Porque seguramente has dedicado muchas horas para llegar a dibujar e ilustrar como lo haces. Muchísimas horas y dinero en formación. Si nadie duda que eso hay que pagarlo en el caso de un ingeniero, un médico, un abogado o un piloto de avión, no veo que sea tan difícil de entender con los artistas o creadores gráficos. Da igual que lleves unos meses intentando abrirte camino, o lleves años batiéndote el cobre en la profesión. El cliente que te propone publicar tus trabajos, lo hace porque espera ganar dinero con ello. O con ventas o con las ¿benditas? ¿malditas? subvenciones. Justo es que recibas unas retribuciones, en función del trabajo que realices. Dos meses de trabajo por 450€ no es una retribución adecuada.

Sin embargo, si eres un profesional de amplia experiencia en el mundo de la ilustración, sinceramente, no tengo ni la más remota idea de qué razones has tenido para aceptar tales condiciones. No me lo tomes a mal. Simplemente no se me ocurre ninguna.

Quiero terminar invitando a todos a la reflexión y a la autocrítica. Nos quejamos y con razón, de que los estamentos públicos, lejos de favorecer el desarrollo de la cultura y apoyar a los creadores y artistas, se dedican a ponernos palos en las ruedas. No creo necesitar poner ejemplos muy recientes sobre esto. Por eso es aún más triste que seamos nosotros mismos los que estemos poniendo nuestro granito de arena para, de manera consciente o inconsciente, terminar de enterrarnos. Difícilmente respetará nadie nuestro trabajo, si los primeros en no valorarlo somos quienes lo realizamos.

Gracias si has llegado hasta aquí leyendo este “tocho”. Medita lo que expongo y argumento. Difúndelo si crees que, de alguna manera, puede servir de guía u orientación a alguien. No quiero notoriedad. Quiero que la gente se conciencie. Me gustaría que mi profesión, a la que amo profundamente, tuviera un futuro algo más prometedor que lo que últimamente las circunstancias me llevan a pensar que tendrá.


22 comentarios:

Eugenio Fernández Pruna dijo...

Gracias Miguel por tu escrito. Estoy totalmente de acuerdo con tu grito de alerta, mejor no se puede definir la situación. Lástima que, a pesar de todo, parece que sea algo así como gritar en el desierto. Mi experiencia así me lo demuestra.
Es muy estimulante querer vivir haciendo lo que a uno le gusta y sabe hacer. Para algunos es nuestro ideal de vida. Yo llevo muchos años intentando vivir "exclusiva y profesionalmente" de éste oficio. Lamentablemente, eso sólo me ha sido posible en algunos periodos, más o menos largos de tiempo.
No quiero parecer pesimista pero, en mi opinión, el aislamiento y la lucha constante por estar "en el mercado", hace que muchos profesionales, con el tiempo, pierdan la ilusión y tiren la toalla. Hay que tener mucha "moral" para no abandonar y seguir en el empeño de querer seguir viviendo, aún en precario, de esta bonita aunque ingrata profesión de ilustrador.
Salud y suerte!!

Miguel Calero dijo...

Gracias a ti por leerlo. Tienes toda la razón. Muchas veces dan ganas de tirar la toalla. Pero soy Tauro y por lo que dicen, cabezón como yo solo. :) Así que sigo en la brecha. ¡Fuerza y honor!

Anónimo dijo...

Hay cerca de un millón de ilustradores buenos al rededor del mundo. Tu eres tan solo otro mas. Despiértate y analiza el mercado y deja de hablar tonterías. Tu crees que los que ven esa carta te van a llamar? Que idiota que eres.

Nosotros contratamos a todo tipo de talento por la web desde hace 10 años y la gente como tu la evitamos ya que no solo pierden el tiempo en politica sino que generalmente es imposible de lidiar con ustedes. Créeme, no es cuestión dedinero. Tengo ilustradores en india que ganan una verdadera fortuna para la moneda local y están sumamente agradecidos. Sabes porque, porque han pasado muchos sacrificios y saben el verdadero valor de un cliente.
Si no te gusta la oferta, no la tomes pero no critiques al cliente potencial porque no te da el dinero que TU quieres. Recuerda, no es tu dinero, es SU dinero. Solo cállate , trabaja y dale gracias a dios que alguien invento la web y a diferencia de un plomero o un electricista tu puedes trabajar en cualquier parte del mundo en el confort de tu casa. Dejame sacarte de mi lista.

Anónimo dijo...

Ha, seguro que esto no lo publicas. Ose que quizá yo voy a dedicarte una carta cerrada para responderte que muchos sepan lo idiota que eres...

Miguel Calero dijo...

Pues publicado está, señor o señora Anónimo. Muy valiente por tu parte el dejarme este baño de realidad.

José Luis Ocaña dijo...

Querido Anónimo,
no me suelo tomar la molestia ni el tiempo, que en mi caso es valiosísimo, a pesar de ser uno de esos miles de ilustradores around the World, pero su tono, su desvergüenza, su falta de respeto por nuestro querido Miguel Calero, me ha hecho tomarme gustoso este tiempo, que sé, será breve, porque para contestar a semejante jeta no hace falta tomarse demasiado.
Agradecidos de que usted se gaste el dinero en nuestro trabajo?, en esas pésimas condiciones? antes me pongo a fregar o limpiar waters que no se me caen los anillos. Por cierto Sr. anónimo, si alguna vez estuve en su lista, hágame un favor y tácheme, con boli bic si es posible, el tono azul siempre me ha gustado.
Otra cosa, para hablar así, con ese desprecio y soberbia, mejor hacerlo con un nombre, da más peso a su irrespetuosa respuesta.
Con educación pero sin ningún gusto,
Otro ilustrador más.

Cecilia Hernández De la Torre dijo...

Me parece que tu carta es una visión global de la realidad no sólo de los ilustradores, sino de la generalidad de los trabajadores relación la cultura. Yo soy restauradora y puedo aplicar a mi profesión cada una de las líneas.
Respecto al comentario anónimo... creo que no hace daño quién quiere, sino quién puede. Me parece que es totalmente impresentable, es cierto que estamos en la ley de la oferta y la demanda, pero hay líneas que nunca se deberían cruzar.

Luisma dijo...

Illo anónimo hay que ser un genio para decir la cantidad de tonterias que has dicho en un momento, jejeje
No te confundas, a los posibles clientes como tu, son los ilustradores quienes les tachan de sus listas porque, como has dicho, hay un millón de buenos ilustradores por todo el mundo, pero se te olvidó decir que buenos clientes hay muuu pocos y tu no pareces uno de ellos.
Yo soy técnico superior de 3D porque mis padres se gastaron mucho dinero para que personas de la calidad de Miguel me diesen clase.
Y sinceramente, no voy a malgastar el esfuerzo de mis padres. Pa trabajar y no ganar dinero, me pongo a ver porno, que una workstation, (ordenadó pa trabahá, pa que lo entiendas) da pa mucho mas que hacer trabajos pa sinvergüenzas y cobardes como tu.
Y por dió! No digas que no es cuestión de dinero, cuando los ilustradores en la india salen mas baratos jajajajaja
En fin que ya he perdido demasiado tiempo escribiendo pa ti, pero no te lo voy a cobrar no te preocupes. Buen fin de semana.
Un saludo.
PD: mi nombre es Luis Mariano Saucedo ,por favor, si en algún momento estuve en su lista borreme tambien.
PD2: como vuelva a llamarle idiota a Miguel le corto las pelotas y se las echo de comé a los perros ^^

JOSE OJEDA dijo...

Señor Anónimo, elimíname a mi también de tu lista de paletos.

Gracias.

Zoraida Zaro dijo...

Anónimo:
Le agradecería que indicase a qué agencia pertenece, no sólo para tacharla de mi lista, si no para darle la publicidad que se merece (usted, como buen conocedor de mercado que dice ser, estará de acuerdo conmigo en que la publicidad es algo vital en este medio). Créame, no es cuestión de dinero, si no de tiempo, algo que es sumamente más valioso para todos los que trabajamos en el sector creativo. Desconozco a cuánto sale el cambio de tiempo a rupias en la India, pero ya le digo que en este lado en el que vivo, en el que la cosa va en euros, vale más mi formación, mis recibos por pagar y mi experiencia que lo que usted parece que puede ofrecerme por hacer un encargo del que seguramente me acabaré avergonzando tanto que ni siquiera formará parte de mi portafolio, no ya por su ejecución, si no por el brief que me imagino que deben manejar.
Efectivamente, doy gracias por la existencia de la web y poder así enterarme de antemano de la perspectiva de gente como usted antes de tener que tratarla personalmente. Y no se engañe más: Usted no es un cliente, usted es un explotador potencial. Con un cliente se llegan a acuerdos por ambas partes desde una base mínima que beneficia ambos, lo que se llama contraprestación por servicios. Si usted trata a los ilustradores como mierda, posiblemente eso es lo que está recibiendo. Mierda barata, eso sí. Lo que tampoco creo que beneficie mucho a su empresa (a no ser que se enorgullezca de estar en una empresa de mierda, de lo cual es muy libre).
Un afectuoso saludo y por favor, no deje de decirnos a qué agencia pertenece y de mostrarnos esos trabajos que sin duda nos dejarán boquiabertos.

Lydia Sanchez dijo...

Oye anónimo, ¿y por qué no das la cara para que todos sepamos qué tipo de sinvergüenza explotador hay detrás?

Miguel Francisco Moreno dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
LuisNCT dijo...

Señor Anónimo:
1- Aprenda a escribir.
2- No sea tan cobarde de publicar un mensaje como anónimo. Le animo a que use su nombre real, la web de su empresa y si se siente valiente su dirección postal (para enviarle postales navideñas y esas cosas)
3- Revoluciones sociales en busca de condiciones mejores para los trabajadores las ha habido siempre, y no digo que los ilustradores se vayan a juntar ahora para montar una guillotina en una plaza y ponerse a cortar cabezas, pero desde luego cuando esas cosas ocurren los primeros en caer (siempre en pos de un mundo mejor, libre de parásitos y basura) son la gente como usted. Por eso a estas alturas no trabajamos encadenados y con un látigo azotándonos la espalda a cambio de un plato de gachas y un vaso de agua sucia, aunque doy por sentado que a un individuo de su ralea eso sería lo que más le gustaría.

Adolfo galeano dijo...

Poco conozco del sector de la ilustración pero si puedo decir como autónomo que mi total apoyo a miguel calero

Miguel Calero dijo...

A los valiente anónimos que me estáis dejando mensajes por aquí:

No le voy a dar el gusto a nadie de tener su segundo de gloria a mi costa.
Si quieres ver tu mensaje publicado, tanto para mostrar tu acuerdo, como tu desacuerdo, incluso para cuestionarme como profesional o decir lo malo que soy en mi trabajo, lo único que tienes que hacer es dar tu nombre y apellido y poner un enlace a tu web o portfolio online para demostrar lo gran profesional que eres en comparación conmigo.

Vaya por delante que yo jamás me he tenido por ser el mejor ilustrador del mundo. De hecho, creo que mis virtudes son otras antes que ser el que mejor dibuja o el que mejor pinta. Pero los clientes que han trabajado conmigo, y los que siguen trabajando, no deben ser idiotas. Vamos, digo yo.

Dr.mongole dijo...

Me parece vergonzoso que estés echando mierda sobre las victimas de la explotación.
"no tengo ni la más remota idea de qué razones has tenido para aceptar tales condiciones. No me lo tomes a mal. Simplemente no se me ocurre ninguna."
¿No? ¿de verdad? Pues que poca imaginación. Sal a la calle y mira. La razón se llama necesidad, y los estas culpando de su situación.
Quizá, solo quizá, la gente no acepte esos trabajos por gusto sino porque no eres el único que tiene hipoteca, que paga el pc, tiene hijos rompiendo zapatos, etc. solo que (quizá) esa gente no tenga otros encargos y no se puedan permitir rechazar nada.

Me gustaria ver cuanto aguantaria tu dignidad con la nevera vacia y amenazas de desahucio. ¿estas dispuesto a que te corten la luz y perder la casa por no trabajar por menos de x dinero? No me lo creo. Nadie es tan tonto de dejar de comer por no cobrar lo que quiere.
¿Sabes cuando se rechaza un trabajo de 300€? Cuando se tiene uno por 400€, no hay más mandanga, por muchas películas que te montes de niñatos viviendo con sus padres y regalando su trabajo para tirar precios.

En fin, lo dicho, vergonzoso. Es como llamar imbéciles a los tienen trabajos en precario, se ve que son tontos por no rechazarlos y coger un buen trabajo bien pagado ¿no?
Segun tu están bajando el sueldo de los demás al aceptar esas condiciones.

Mi web es www.montaycabe.com y no se si soy mejor o peor que tu ni importa para valorar lo que has escrito.

Poly Bernatene dijo...

Estimado Miguel! gracias por tu compromiso, como colega de Argentina te agradezco enormemente este tipo de acciones. Compartimos y apoyamos también desde la Asociación de Dibujantes de Argentina. Suerte!!!
https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=956579121075446&id=121033084630058

JUAN PABLO RAMÍREZ dijo...

Cállate y trabaja? idiota? explotación laboral en India? hablar tonterías? para esta clase de "cliente anonimo potencial" nadie debería trabajar.

Alicia Borges dijo...

Totalmente de acuerdo contigo !

Rodi dijo...

Chapó con tu post, muy bien argumentado y lleno de coherencia, creo que se puede extrapolar a cualquier campo o trabajo a día de hoy. A seguir disfrutando y haciendo disfrutar de tu arte. Y ni caso al Anónimo sinvergüenza ese.

Saludos.

Pablo Gil dijo...

"Muy valiente por su parte dejar este baño de realidad?"
Su realidad, no la tuya. Cada uno interpreta la realidad como su mente le da.
Dice mucho de este individuo esconderse tras el anonimato, y sus innumerables faltas ortográficas. Por no hablar de la falta de respeto que en sus palabras ha dejado, no sólo hacia ti, si no a la humanidad en general: "Tengo ilustradores en india que ganan una verdadera fortuna para la moneda local y están sumamente agradecidos."
"Hay cerca de un millón de ilustradores buenos al rededor del mundo. Tu eres tan solo otro mas. "
Para mi eres Miguel Calero, un grandísimo ilustrador, amigo y persona, ÚNICO y EXCLUSIVO en el mundo.

Según iba leyendo, me ha hecho recordar esta escena: https://www.youtube.com/watch?v=upnq7GxixCw
El individuo anónimo es un Xerxes tal cual.

En fin, genial lo escrito, y aquí estamos para lo que haga falta. Un abrazo grande

Inmaculada Latorre Hernandez dijo...

Soy interiorista e infografista freelance y continuamente me encuentro en situaciones parecidas a la descrita. Estoy de acuerdo con lo que describes y de la forma tan directa y sincera que lo haces.